¡¡Hola!! Gracias por estar un día más aquí conociendo nuestro nuevo blog, el día de hoy te tengo una pequeña lista sobre los datos mas interesantes de La última cena pintada por Leonardo Da Vinci.

Quédate a conocer un poco más sobre esta pintura.

LA ULTIMA CENA

Es una pintura mural de Leonardo Da Vinci elaborada entre los años 1495 y 1498.​​ Se encuentra en la pared sobre la que se pintó originalmente,

en el refectorio del convento dominico de Santa Maria delle Grazie, en Milán, ​ declarado el Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año de 1980.

Es un mural ejecutado al temple y óleo sobre dos capas de yeso extendidas sobre enlucido, mide 460 cm de alto por 880 cm de ancho.

Hoy en día se encuentra una puerta en la pintura de La última cena porque este era una pequeña sala para los frailes que les servía para degustar de algunos pequeños manjares, pero a mediados del siglo XVII les surgió un problema a los monjes que los llevó a tomar una decisión y así dejar claro que para ellos primero era comer caliente y después el arte.

Estos decidieron cortar camino para que la comida no llegara fría y decidieron poner una puerta que atravesará la famosa pintura de La última cena.

JESÚS

En la pintura de La última cena, se recrea el momento exacto en el que Jesús cuenta a sus discípulos que va a ser traicionado. De ahí la cara de sorpresa de algunos de ellos.

La última cena pintura

¿MARÍA MAGDALENA?

Teóricamente, aparecen los 12 apóstoles quienes se encuentran junto a Jesús, pero quien está a su derecha tiene apariencia de una mujer. En efecto muchos historiadores sostienen que se trata de María Magdalena y no del apóstol Juan.

¿Y EL SANTO GRIAL?

En la obra más famosa de Leonardo da Vinci no aparece uno de los objetos más sagrados del cristianismo:

“El Santo grial“

prácticamente es la copa, según la Biblia, en la que Jesús dio a sus discípulos de tomar.

TÉCNICAS

Da Vinci usó la perspectiva en punto de fuga o perspectiva lineal, una característica propia del arte del Renacimiento.

El foco principal de su perspectiva es Jesús, que se encuentra en el centro de referencia de la composición. A pesar de que todos los puntos convergen en Jesús, su posición abierta y expansiva con los brazos extendidos y mirada tranquila contrasta y equilibra la obra.

TIEMPO

Leonardo Da Vinci tardó aproximadamente cuatro años en completar su pintura “La última Cena” iniciando desde 1494 a 1498.

Es así como llegamos al final de este blog, ¿Conocías sobre estos datos de La última cena?

Recuerda seguirnos en BimoriBox